Relevamiento de la obra del arquitecto Juan Antonio Buschiazzo para esta red de blogs de difusion patrimonial de los profesionales que actuaron entre los años 1880 a 1930.
Autor:Fabio Perlin
Contacto:archivoperlin@gmail.com

martes, 30 de agosto de 2011

C.A.B.A / Av.Ramón Carrillo 300 /Hospicio San Buenaventura (1863)/ Hunt y Schroeder arquitectos /Hospicio de las Mercedes / Mejoras y reformas (1880)

Hospicio de las Mercedes
Hospicio San Buenaventura /Hospicio de las Mercedes

El nombre de Hospicio de San Buenventura fue impuesto en honor al Dr.Ventura Bosch, artífice del proyecto para la construcción de una casa de dementes en los alejados terrenos conocidos como "de la Convalescencia".
El edificio es construído en 1863 bajo la dirección de los arquitectos Henry Hunt y Hans Schroeder que diseñaron los planos.
Diez años después su denominación cambia por el de Hospicio de las Mercedes.
Vale la pena aclarar que esta obra ha sido adjudicada por publicaciones dedicadas al patrimonio de la ciudad a Juan Buschiazzo, lo cual no es cierto.
Hay demasiadas obras que se le atribuyen como autor, la mayoria pertenecen a su paso por el Departamento de Ingenieros, que dependía de Obras Públicas y del cual era ingeniero en jefe.
Seguramente de ahí provenga la confusión ya que al manejar dicho departamento todo lo que se proyectaba o construía pasaba bajo su supervisión.
Desgraciadamente he descubierto que son muchos los errores cometidos y lamentablemente eso no habla bien ni resulta una via confiable para una supuesta publicación especializada en patrimonio.
En 1880, Buschiazzo sólo realiza algunas reformas menores que incluyeron la modificación de letrinas, la formación de lavaderos y la ampliación para las salas de baños y duchas para los internos.


Plano de Enrique Aberg
Recién en 1882, el arquitecto sueco Enrique Aberg encara la ampliación del antiguo nosocomio que estaba a punto de colapsar debido a la demanda de pacientes.
En 1885 se finaliza la construcción meses antes que Aberg abandonara definitivamente el país.
En 1904 se demuele el viejo edificio de San Buenaventura perdiéndose para siempre la primitiva casa de dementes.
Hoy nada de lo original perdura, sólo algunos pabellones que corresponden alas ampliaciones efectuadas a partir de 1890.
El solar lo ocupa el Hospital Neuropsiquiátrico José T.Borda.