Relevamiento de la obra del arquitecto Juan Antonio Buschiazzo para esta red de blogs de difusion patrimonial de los profesionales que actuaron entre los años 1880 a 1930.
Autor:Fabio Perlin
Contacto:archivoperlin@gmail.com

miércoles, 27 de julio de 2011

C.A.B.A / Arribeños-La Pampa-José Hernandez-Av.Virrey Vértiz / Quinta del Dr.Rafael Corvalán (Reformas 1876) / Club Belgrano

Hace mucho tiempo que tenía en mis registros que Juan Buschiazzo había realizado unas reformas a la antigua quinta del Dr.Rafael Jorge Corvalán en 1876 durante los primeros años de su carrera profesional.
Era un dato absolutamente difícil de rastrear ya que sòlo posiblemente se tratara de un trabajo hecho sobre una obra ya construída y en un tiempo demasiado lejano.
Poco después pude saber que lo que quedaba de la chacra-quinta perteneciente a la familia Corvalán fue adquirida en los comienzos de 1920 por el hoy exclusivísimo Club Belgrano, del barrio del mismo nombre.
Inicié entonces las gestiones correspondientes para verificar si todavía quedaba algo de esta modificación que afirmara el paso de un joven Buschiazzo por esta obra.
Las autoridades de la institución gentilmente me asesoraron diciendo que sólo ingresan los que son socios y que está terminantemente prohibido tomar fotografías.
Ni una cosa, ni la otra.
En fín.....mejor vayamos a la historia.

Quinta Corvalán

El barrio de Belgrano y sus barrancas fue fundado en 1855, pero desde mucho tiempo antes estos lejanos parajes estuvieron poblados por extensas quintas, donde luego de unos años agrupados sus propietarios, darían origen al incipiente pueblo.
Una de ellas Candelaria del Cerro, esposa del Dr.Rafael Corvalán, adquiere el 29 de Noviembre de 1843 (probablemente actuara en representación de su esposo), un terreno en el bañado abajo de la calera que fue de San Francisco, de 250 varas de frente al sudoeste y dos cuadras de fondo, junto a otros terrenos más, lo que habla que la quinta era más extensa en sus comienzos.
Ya en el plano de 1855 levantado por el Departamento Topográfico de la Provincia, puede verse la extensión de los terrenos de los Corvalán, un equivalente a 26 manzanas.
El historiador Alfredo Taullard, aunque breve, la ubica en ese lugar...."Hacia el río se ve la "calera" y sobre la barranca, muy bien diseñada, obsérvase la quinta de Corvalán, edecán de Rosas"......(1)
Los años de construcción de la primitiva casa difieren mucho entre sí, algunos la fechan en el año de adquisición del terreno y otros quince años más tarde.
Sea como fuere, el antiguo casco de la chacra tenía su entrada principal en la intersección de las actuales calles La Pampa y Virrey Vértiz, donde podía verse un importante portón de hierro, flanqueado por dos faroles esféricos y una gran escalera y caminos que trepaban por la barranca, mientras que las caballerizas y cocheras se ubicaban en la actual calle Arribeños.
Un muro de mamposteria con tramos de postes de madera, alambre y ligustrina, cercaban la propiedad.

http://mapa.buenosaires.gob.ar?lat=107563.71875&lon=101544.59375&zl=8&map=fotografias_aereas_1940&ver=1&dir=8011%3AHERNANDEZ%2C%20JOSE:1121:ARRIBE%C3%91OS


La reforma de Buschiazzo

El joven ingeniero Juan Antonio Buschiazzo, residente y colaborador del pueblo de Belgrano, discípulo y coléga de los arquitectos e ingenieros Nicolás y José Canale, iniciaba desde aquí su extensa y fructífera carrera profesional.
Vale la pena decir que para esta época (1876) ya se cuentan entre sus primeras obras para el futuro barrio, la Municipalidad (hoy Museo Sarmiento), el cementerio (demolido), la residencia de Alejandro Caride (demolida) y la colaboración y posterior finalización de la Iglesia de la Inmaculada Concepción, más conocida como "la redonda".
Más adelante proyectaría el Asilo de la Providencia, el del Perpetuo Socorro, la Asosiación de Socorros Mutuos y la casa particular de Teodoro Garcia, todas anteriores al siglo XX.
La reforma hecha por Buschiazzo, o mejor dicho, la reconstrucción total de la antigua casa, corresponde basicamente al ímpetu emprendedor del joven profesional y sus ideas para el mejoramiento de la zona, respaldado especialmente por las asosiaciones a las que perteneció.El Dr. Rafael Corvalán no dudó entonces en contratar sus servicios.
No hay registros de ningún tipo de la antecesora construcción, como así tampoco podemos definir su estilo.
No sólo puso todo su aprendizaje para darle a la vieja casona una nueva fisonomía, sino que también pudieron haber pasado por su mano, que es lo más probable, las caballerizas, cocheras y alguna dependencia de servicio.
Es muy posible que haya participado también su padre, Carlos, maestro mayor de obras, que lo acompañó durante la primera etapa de su carrera, incluso existen planos firmados por ambos sobre proyectos para la Municipalidad.
Seguramente cuando el caserón y las dependencias se construyeron, las calles no se encontraban delineadas aún y el río estaba demasiado cerca, lo que quizás haga explicable como la casa principal se haya a un costado de la actual calle José Hernandez.
Cuando la quinta se subdividió, la construcción quedó casi en el trazado de la nueva arteria, lo que al verla da la impresión de estar casi pegada al muro de contención.
Lo que supuestamente iba a ser una reforma terminó siendo una gran obra civil que todavía subsiste en un punto estratégico del barrio de Belgrano.


La casa

La casa principal está orientada hacia el noroeste y ubicada en uno de los extremos de la bajada de la barranca como ya hemos dicho.
Primitivamente esta chacra era una extensión de 26 manzanas que paulatinamente el Dr.Rafael Corvalán iría desprendiéndose, obligado seguramente también por la Municipalidad que exigía la apertura de calles.
Finalmente, la quinta quedaría reducida a esta irregular manzana.
De una sola planta, de estilo neorrenacimiento italiano, su fachada es simétrica, su entrada principal es un volumen saliente con cuatro pares de columnas apareadas que flanquean su acceso, dos pares de ventanas extremas a ambos costados, balaustrada y terraza.
Por sus laterales, se ven ventanas bajas con balconada de balaustres y tres arcos de medio punto sostenido por columnas dobles, que podría ser interpretado como una pequeña loggia.
Corona esta obra su mirador vidriado de cuatro lados, de doble altura con balconada perimetral, dos columnas por lado cubierta por vanos de hierro y vidrios a dos colores .Remata un techo de madera y tejas.Desde allí podían verse los barcos que fondeaban cerca de sus costas.
Estaba rodeada por caminos parquizados y frondosa vegetación.
La casa empezaría a sentir los trastornos de un cambio brusco a partir de 1921, cuando el predio adquirido por el Club Belgrano adaptaba a la antigua quinta de Corvalán com lugar de diversión y esparcimiento.Las modificaciones seguirían por años, inclusive alterando la misma barranca, pero vale la pena decirlo, la institución ha logrado preservar la finca por muchos años y ha mantenido el estado original de la casa hasta el dia de hoy.
Vicente Cutolo en su libro sobre los barrios la describe así....."Viendo la quinta de Corvalán, observamos que se encuentra, decíamos en 1950, inalterable, su mirador todavía tiene los mismos vidrios blancos y azules, empeñada parece, en descubrír el célebre paseo de las cañitas, como se llamaba a la Avenida Luis María Campos, tan a menudo refugio dedelito agazapado". (2)
A partir de los años '60 vería reducido su espacio debido al parcelamiento y venta de algunos sectores de la quinta.
Hoy convive tímidamente entre altos edificios.

Archivo Club Belgrano
Algunos ejemplos comparativos

La mayoria de los profesionales de la arquitectura y la construcción al comienzo de sus carreras pusieron en práctica todo lo aprendido para así poder definir un estilo propio.Algunos lo lograron, otros no.Juan Buschiazzo no fue ajeno a esto.
Podemos decir entonces que las obras proyectadas por él, en el estilo "casa con mirador", desde 1869 hasta aproximadamente 1890, siempre que hablemos de grandes parcelas y frondosos jardínes, en todas podemos encontrar similitudes que avalan el toque personal de una misma mano experta.
La obra del ingeniero luego seía muy productiva y rica en estilos, sólo estamos hablamdo de este tipo de construcciones que proyectó para villas suburbanas.
Miren, comparen y saquen sus propias conclusiones.
He aquí algunos ejemplos:


Villa Caride

Municipalidad de Belgrano

Afirmo entonces que la reconstrucción total de la casa en la antigua quinta Corvalán en aquellos lejanos años de 1876, pertenece indiscutiblemente a Juan Antonio Buschiazzo.
No sólo por las similitudes antes mencionadas, sino también por haber hecho sus primeras obras en Belgrano, el pueblo de su infancia y adolescencia que pronto la federalización de Buenos Aires incluiría como barrio.
Fue una tarea difícil y tres años tardó este proceso de confirmación de esta lejana obra perdida en el tiempo.
Hago referencia también a que todas las publicaciones consultadas que encontré sobre la quinta, difieren entre sí y ninguna da el nombre del proyectista.
Buscando datos, antiguas fotos, comparando estilos, años de construcción, algo que pudiera dar a conocer esa punta del iceberg para poder narrar la historia......
En buenahora apareció.
Esta es otra obra de Juan Buschiazzo confirmada y rescatada del olvido.

(1) Alfredo Taullard
Los planos más antiguos de Buenos Aires.
Pag. 147 - Peuser- 1940

(2) Vicente Cutolo
Historia de los barrios de Buenos Aires
Editorial Heche- 1995-

Ver biografía del Dr.Corvalán en:
http://es.wikipedia.org/wiki/Rafael_Jorge_Corvalán


Archivo Club Belgrano



Archivo Club Belgrano



jueves, 21 de julio de 2011

C.A.B.A / Avenida de Mayo 664/666 / Edificio comercial para Adolfo Bernasconi (c.1895) / DEMOLIDO

El empresario Adolfo Bernasconi encarga nuevamente a Juan Buschiazzo un edificio sobre la Avenida de Mayo.El anterior pedido, que data de 1893, había sido el inmueble para renta, repidamente devenido en Hotel Ritz, que aunque reciclado y con mucha ornamentación faltante, aún subsiste en la esquina de Lima y la avenida.


En este caso en particular, Buschiazzo empleó una rara arquitectura para su fachada y marcadas licencias que no ejecutó en ninguna otra de sus obras.
Si nos remitimos al solar donde se levanta el edificio actual podemos ver que tiene una salida hacia la calle Hipólito Yrigoyen.

Analizando un poco el frente del mismo encontramos que en su planta baja se alzan dos amplias y altas entradas, lo que probablemente hable de una galeria comercial con escaleras medias hacia los pisos superiores donde se encontraban las oficinas.Se elevan hasta su primer balconada de balaustres, no convencional, ya que habla de un planteo de piso y 1/2 y difiere notablemente con otros proyectados en la avenida.
Sobre éste se repite la modalidad con estirados ventanales con arco de medio punto y pronunciados paños sobre la fachada.
A partir de su último balcón perimetral la normalidad vuelve con el planteo de planta standart presentando dos pares de ventanas rectangulares apareadas extremas.
Remata una terraza con balaustrada, cornisamiento y tres copones o pináculos de mampostería.

El moderno edificio actual presenta el mismo planteo de galeria y oficinas.

Postales extraídas de internet y foto del Mapa Interactivo de Buenos Aires.

Ver anterior edificación para Adolfo Bernasconi en:

C.A.B.A / Balcarce 50 / Casa de Gobierno / Varios autores / Reformas y ampliaciones por Juan Buschiazzo (1892/96)

El fuerte de Buenos Aires sufrió modificaciones, demoliciones, reconstrucciones y distintas arquitecturas através de muchísimos años para conformar lo que hoy conocemos como Casa Rosada.
El planteo actual se lo debemos al arquitecto italiano Francisco Tamburini, quién en 1886,unió satisfactoriamente con un portal monumental construcciones ya existentes y la magnífica explanada sobre la calle Rivadavia.

Autor de numerosos proyectos concretados en sólo siete años en la República Argentina, la muerte lo sorprende el 3 de Diciembre de 1890, dejando gran cantidad de proyectos sin terminar.
He aquí donde sabemos que el gran continuador de algunas de sus obras fue su discípulo y colaborador más directo, el arquitecto Vittorio Meano, quién respetó a rajatabla los planos originales o agregó modificaciones de excelente gusto, como las planteadas en el Teatro Colón que no pudo concluír tras su trágica muerte ocurrida en 1904.

Algunos investigadores e historiadores y publicaciones referidas a la ciudad coinciden que tras la prematura muerte de Tamburini otra parte de sus proyectos inconclusos era asumida por el ingeniero Juan Antonio Buschiazzo.
En este caso en particular, las reformas y ampliaciones posteriores fueron realizadas hasta el año 1896, pero se hace casi imposible saber con exactitud los trabajos efectuados, como así las modificaciones que se pudieron haber concretado.

Podemos arriesgar a decir que parte del contrafrente de la Casa Rosada puede ser uno de ellos, al igual que parte de los interiores que Buschiazzo reformó y finalizó, ya que recién en 1891 se colocó el grupo escultórico realizado en argamasa por el escultor italiano Achîlle Bianchi que aún ostenta el volumen saledizo central de dicho contrafrente que miraba hacia el río.
Las suposiones podrían ser muchas y nunca tendríamos del todo claro realmente que fue lo exactamente realizado por Buschiazzo.
Se sabe que participó de esas reformas y ampliaciones y que culminó exitosamente este largo proyecto para la Casa de Gobierno.
El 26 de Octubre de 1898 y después de casi dos años de haberse finalizado los trabajos es inaugurada oficialmente por el General Julio Argentino Roca que nuevamente era presidente de la República.


Postales extraídas de internet.