Relevamiento de la obra del arquitecto Juan Antonio Buschiazzo para esta red de blogs de difusion patrimonial de los profesionales que actuaron entre los años 1880 a 1930.
Autor:Fabio Perlin
Contacto:archivoperlin@gmail.com

lunes, 14 de junio de 2010

C.A.B.A / Av.Diaz Vélez-Dr.Eleodoro Lobos-Dr.J.F.Aranguren y J.B.Ambrosetti / Hospital Carlos Durand (1913) / DEMOLIDO EN UN 80%

Foto:SCA

Fotos:Revista Caras y Caretas (1913)





Hospital Carlos Durand (1913)

El proyecto para la construcción del Hospital Durand sería para Buschiazzo una de las últimas, sino la última obra pública que realizaría para la ciudad de Buenos Aires.
Seguramente como en tantas otras oportunidades contaría con la colaboración de su hijo Juan Carlos.
Del relevamiento hecho cuando fui a fotografiarlo pude observar que solamente queda de las construcciones originales, la reja o puerta de entrada con sus pilares ya desafectada, un pabellón sobre su contrafrente por la calle Aranguren y otro sobre Ambrosetti por donde tiene hoy su entrada principal en un edificio moderno que convive con las distintas construcciones que se han realizado por más de 90 años.
Pero veamos brevemente el origen de todo.
Carlos Gervasio Durand había nacido en Salta el 21 de Febrero de 1826, era hijo del médico francés Jean André Charles Durand y de Maria del Rosario Chavarría.
Terminados sus estudios de medicina se especializa en obstetricia, tuvo su consultorio en Lavalle y Suipacha y fue un médico partero con una clientela muy selecta.
Estaba casado con Ana Pelliza Pueyrredón, dedicandosé a la politica desde 1859 donde fue electo diputado por la legislatura provincial y reelecto en varios periodos.
A la muerte de su madre se unió la preocupación de la extraña y grave dolencia que aquejaba a su esposa, quien falleció poco después muy joven.
Tiempo más tarde inesperadamente abandonó su profesión y la política y se encerró en su casa.
Retraído, incluso declinó nombramientos que antes ambicionaba, envejeció de pronto volviendose un hombre distinto.
Su única preocupación siempre fue la fundación de un gran hospital.
Al morir el 7 de A gosto de 1904, su albaceas encontró en su armario un millón de pesos con un simple rótulo:"Economías de toda mi vida para construír un hospital".
El albaceas cumplió fielmente el mandato e hizo levantar el hospital que tardó casi nueve años en construírse.
Fue habilitado el 27 de Abril de 1913 sin ceremonias oficiales.
Un sencillo monumento ostenta el busto del donante en los jardínes del hospital con una placa que dice:"Legó toda su fortuna para construír este hospital, honrad su nombre".






Fotos:Fabio Perlin